Envíos gratis a partir de 30€
Carrito 0

6 POSTURAS DE YOGA FÁCILES PARA PRINCIPIANTES

6 POSTURAS DE YOGA FÁCILES PARA PRINCIPIANTES

El Yoga se ha convertido en un deporte que está a la orden del día. Aunque parece que haya que tener una flexibilidad especial para practicarlo, lo cierto es que es más sencillo de lo que parece. Aquí te dejamos seis posturas para adentrarte en este mundo y aprovecharte de los beneficios que te ofrece. Realizar una serie de ejercicios de Yoga todos los días te ayudará a fortalecer muchos músculos y aprender a dominar todas las partes de tu cuerpo.

1. EL ÁRBOL

Esta postura es tan sencilla como conocida dentro del mundo del Yoga. Y es que, son muchos los beneficios que reporta este ejercicio para el cuerpo. Dobla una pierna y apóyate sobre un único pie, lleva las manos al pecho o estíralos. Con esta postura estás trabajando el equilibrio a la vez que mejoras la concentración. Los beneficios son múltiples: desde reforzar la columna vertebral y los tobillos, hasta estirar músculos internos. Además, ayuda a corregir la postura. ¿Se puede pedir algo más?

2. EL NIÑO

Esta es una posición de descanso. Arrodíllate sobre tus talones con los dedos de los pies juntos y separa las rodillas un poco. La cabeza tiene que estar pegada al suelo. El objetivo principal de este ejercicio consiste en centrarse en la respiración, para conseguir una mayor relajación. ¡Además ayuda a reducir el estrés! Se trata de una postura muy común para después de realizar ejercicio, ahora ya sabes por qué.

3. CAMELLO

La postura del camello requiere un poco más de flexibilidad, ¡pero seguro que puedes conseguirlo! Es la postura ideal para aquellas que se pasan todo el día frente a la pantalla del ordenador en la oficina. Colócate de rodillas cogiéndote los talones con las manos, estira la cabeza hacia detrás arqueando un poco el cuerpo. ¡Es muy importante que no te hagas daño! Así que si no llegas a cogerte los talones, deja los brazos sueltos. Con esta postura estás mejorando la flexibilidad de la espalda y mejorando la fortaleza de los hombros y el pecho. También mejora la autoestima y te carga de energía. Así que realizarla durante 30 segundos todas las mañanas resulta muy beneficioso.

4. PEZ VOLADOR

Para realizar esta postura es necesario tumbarte en el suelo con la espalda arqueada y la cabeza apoyada en el suelo. Levanta las piernas y las manos 45º y mantente en la postura el tiempo que tardas en respirar lentamente entre 5 y 20 veces. Con esta postura refuerzas la zona abdominal y lumbar, regula la glándula tiroidea y te ayuda a tonificar el cuello. Es un ejercicio fácil, ¿verdad?

5. LOTO

Se trata de la posición de Yoga más famosa. Para ello, siéntate con las piernas cruzadas y trata de apoyar tu pie izquierdo en tu muslo derecho y viceversa. Es la mejor postura para meditar y ayuda a fortalecer las caderas. A pesar de que parece muy sencilla, no lo es tanto y es probable que al principio te cueste realizar la postura correctamente. Por ello, para comenzar prueba a realizar el “medio loto”, subiendo únicamente un pie sobre el muslo contrario, lo que te resultará mucho más sencillo y ¡ponte como reto llegar a realizar la postura completa!

6. PERRO BOCA ARRIBA

Esta postura es un poco más complicada. Para realizarla correctamente tienes que empezar tumbada en el suelo boca abajo. Tienes que meter la punta de los pies para dentro y, con ayuda de manos y pies, conseguir que el cuerpo se quede suspendido en el aire apoyándonos solamente con las extremidades del cuerpo. Este ejercicio favorece a la circulación a la vez que trabajamos los brazos y la espalda. Para relajarte después de realizarla, puedes hacer la postura del niño que hemos explicado antes y estirar bien la zona de la espalda.

 

Como ves, introducirse en el Yoga es sólo cuestión de ganas y con una buena tabla de ejercicios, puedes fortalecer muchas partes de tu cuerpo. Así que, ¿a qué esperas para probarlo?

Todos los comentarios

Cuéntanos tu opinión