Envíos gratuitos
Carrito 0

¡Feliz día del chocolate! 3 recetas deliciosas para celebrarlo

¡Feliz día del chocolate! 3 recetas deliciosas para celebrarlo

El chocolate es uno de los postres preferidos de prácticamente el mundo entero. O a quién no se le antoja, después de ir a comer con los amigos o con la familia, tomar un cachito de brownie, coulant, tarta… ¡Uf que hambre!

¡Pues hoy es el día del chocolate! Y es que es un alimento, que además de estar delicioso, tiene muchos beneficios: tiene antioxidantes que rejuvenecen la piel,    actúa contra la hormona cortisol y reduce el estrés, provee energía… etc.

Por eso te dejamos aquí unas recetas deliciosas y fáciles para hacer con este increíble y sabroso alimento:

 

BROWNIE DE NUTELLA O NOCILLA

 

El Brownie es uno de nuestros postres favoritos con chocolate, y si lo juntamos con Nutella o Nocilla, depende de los que te guste más, se convierte en una pequeña delicia de la que disfrutar de vez en cuando. Para este delicioso postre necesitamos:

 - 250 gramos de Nutella o Nocilla.

  - 2 huevos.

 - 60 gramos de harina.

 - 50 gramos de nueces picadas.

 

Esta receta es muy sencilla. Antes de nada, hay que poner el horno a calentar a 180º grados. En un bol, se baten bien los huevos, se añade la harina tamizada y la crema de cacao. Hay que mezclarlo bien hasta que quede una mezcla homogénea y más bien espesa. Una vez bien mezclada, se añaden las nueces picadas y se vierte la mezcla en un molde previamente engrasado con aceite o con un papel adecuado para el horno. Se hornea durante 30 minutos hasta que la superficie comience a secarse. Pero, ¡cuidado! No es conveniente que la mezcla se seque mucho, ya que el Brownie estará más sabroso si por dentro está un poco jugoso.

Para la presentación, te sugerimos acompañarlo de un helado de vainilla al lado para un contraste de temperaturas. ¡Aunque el bizcochito solo también está riquísimo!

 

TRUFAS DE CHOCOLATE

 

Otro postre que es muy fácil de elaborar y está delicioso son estás trufas de chocolate. Es perfecta para los amantes del chocolate puro. Para hacerla, estos son los ingredientes que necesitas:

 - 150 gramos de chocolate negro de fundir.

150 gramos de chocolate para la cubierta de las trufas.

200 ml de leche.

1 cucharadita de margarina.

50 gramos de frutos secos picados.

Cacao en polvo y fideos de chocolate para rebozar las trufas.

Lo primero que hay que hacer es verter la leche hasta que llegue a ebullición. Cuando esté listo, hay que dejar que se entibie.  Se derrite al baño María el chocolate para fundir y la cobertura de chocolate junto con la margarina. Es importante remover constantemente. Cuando esté listo, se remueve la mezcla del chocolate con la leche, que ya no estará tan caliente, para que la mezcla no quede muy líquida. Se añaden los frutos secos, y se deja reposar una hora en la nevera. Cuando la mezcla esté dura, con ayuda de dos cucharas, se hace la forma de las trufas y se reboza en el cacao en polvo y los fideos de chocolate para darle una mejor presentación. ¡Y ya tienes unas trufas caseras perfectas para un postre un día especial!

MOUSSE DE CHOCOLATE

 

Esta es una de las recetas más conocidas de postres de chocolates, así que aprender a realizar este postre será un acierto cuando tengas invitados para comer en casa. La dificultad es un poco mayor que las anteriores, pero el resultado será exquisito. Los ingredientes necesarios para hacer este postre son:

 - 250 gramos de chocolate negro.

100 gramos de mantequilla.

4 huevos.

100 gramos de azúcar.

200 ml de nata líquida para montar.

Lo primero que se tiene que hacer es fundir el chocolate con la mantequilla. Se puede hacer al baño María o al microondas, con periodos de un minuto para que no se queme el chocolate. Después se monta la nata con las varillas y se deja en la nevera para que se mantenga fría. También, tenemos que separar las claras de las yemas de los huevos y se añaden éstas últimas a la mezcla de chocolate y mantequilla. Se montan las claras, primero un poco más despacio y luego más rápido. Se añade el azúcar cuando las claras estén casi montadas mientras se sigue batiendo hasta que estén brillantes como si fuéramos a hacer merengue.

Se incorpora el merengue a toda la mezcla poco a poco, es decir, añadiendo un poco, batiendo, y añadiendo un poco más, hasta que hayamos añadido todo. Una vez terminado, se hace la misma operación con la nata montada. Poco a poco, y que se vaya integrando todo con la mezcla. Hay que tener un poco de paciencia y procurar que los movimientos envuelvan toda la mezcla. Después de cinco minutos removiendo, conseguiremos la mousse perfecta.

 

De las tres recetas, ¿cuál es la que más os gusta? Escríbenos en los comentarios cuál vais a probar. ¡Las tres están riquísimas!

Todos los comentarios

Cuéntanos tu opinión